s96


Llueve desconsuelo
no alcanza  pañuelo a enjugar tanto descontento
las calles se inundan de lágrimas impotentes
arde la frente en las horas de confusión
todo es "un montón de palabras gastadas"*
se corroe la mirada
con el oxido de los lamentos
tantos tormentos afligiendo al corazón
y este temor por la incertidumbre financiera
corre y vuela la noticia pitonisa
entre las manos de los trabajadores
que todo va cuesta abajo
con el galope suelto
con la noche en los cascos
y retumba el pecho temeroso
porque los ojos de los niños no avizoran futuro
todo tiembla en lo débil y en lo precario
el colapso se avecina
y se avecinda en los de siempre
en los pellejos asalariados
que ven reducirse sus expectativas
que la jubilación es una finta y un  knockout.
Llueve desconsuelo
entre los que no creían
entre los que perseguían el desarrollo unificado
pero no se otorgó la mano
sino que fue todo un arquetipo demagógico
este zoológico de políticos nos tiene en las cuerdas
y la educación se patea hacia el rincón más oscuro
que la salud no es un orgullo si las esperas son eternas
y que la muerte ya parece un respiro
para esta niebla que ahoga espesa
que nos cala la memoria que retrocede la historia
que la vida tiene pinta de esclavos y mercenarios .

Llueve desconsuelo
en los hemisferios del capitalismo desalmado.

Lichazul © Elisa
* en cursiva frase de J Manuel Serrat
(No hago otra cosa que pensar en ti)

14 comentarios:

Rafael dijo...

Hay tanto llanto en esas escenas con transfondo social que nos dejas Ely...
Un abrazo en la noche.

elisa lichazul dijo...

pero no desesperes Rafael, que al final todo se maquilla y se recubre con cartón piedra y seguimos girando en la misma rueda del laboratorio conductista

abrazos

Amapola Azzul dijo...

Muy buen poema.
Enhorabuena.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Capitalismo desalmado es una redundancia...
Besos.

Sandra Garrido dijo...

Hay días en que debemos sangrar la tinta de todo lo que nos duele,y decir bien alto has aquí hemos llegado. Lo has sangrado Elisa. Un beso

El collar de Hampstead dijo...

Y qué hacemos mientras?
Seguir girando en la rueda...qué lamentable...

Lo has condensado muy bien.

Abrazo y beso,Carmen

TORO SALVAJE dijo...

La sangre y la miseria de los pobres se transforma en dinero en las cuentas corrientes de los ricos.

Ese es el milagro del puto capitalismo.

Besos.

Gizela dijo...

Muy lindo Elisa
Bordaste versos tiernos, pero cargados de verdad dolorosa
Llueve desconsuelo, y es torrencial el aguacero
Parece mentira, pero el ser humano ha avanzado tanto, tanto, en tantas cosas, pero no ha logrado organizar un mundo más equitativo, más humanista, haciendo honor a su nombre: ser humano.

Besos POETA
Y lindo domingo.

Manuel López Paz dijo...

Y a pesar de todo, seguimos siendo pobres de espíritu...

Feliz domingo.

Besote guapa

elisa lichazul dijo...

todos somos capital

abrazos

Aristos Veyrud dijo...

Y tenemos entonces la lucha más pura: la del corazón. Y la bandera más luminosa: la de la palabra.
Abrazos Poeta!!!

Jerónimo dijo...

Llueve desconsuelo para los de siempre,en efecto,para los olvidados por la justicia, cada vez más utopía.Para los otros,para los verdugos, está saliendo el sol...

Esto va en serio, Elisa. Y el frente se extiende por todo el mundo, por todos los hemisferios.

Esto es lo que yo pienso sobre el tema aquí, en Europa (con permiso).

http://diarioximpersonal.blogspot.com.es/2013/10/anatomia-de-una-crisis-un-plan-perfecto.html#comment-form

Un abrazo y buen domingo.


Meulen dijo...

Bueno
es estos días se viene fuerte la verborrea
del mejor postor y nosotros ahí arañando el quizás...quizás!
nadie tiene esto asegurado mientras caminamos envueltos en esa maraña de sucesos económicos de la conveniencia de los pocos en desmedro de los muchos...

Cookyta C.C.N dijo...

Vaya, una problemática mundial, y los locos somos nosotros los de abajo, que luchamos contra las injusticias y contra la critica socarrona del ignorante que cercena con sus palabrerías huecas, diciendo: revoltosa cállate, que incomodas, que no vez, que no pasa nada, tu estas loca!! y las injusticias pasan solapados por aquellos que se quedan callados, indiferentes...

Que bien pintas la realidad Elisa!!!

Un abrazo y mi cariño