s35


Yo pensaba ; en el ardor y la intensidad
en este paisaje deprimente
en el juego de las promesas
en las urgencias del deseo
cuantos milagros atribuidos al placer,
veo enloquecer a la princesita del cuento
porque su ilusión tiene  amantes desde siempre
o al feroz valiente que se derrite por su mejor amigo
pero no lo dice , solo se reprime ,
o al que disfruta de ambos lados de la balanza
 sin culpas dogmáticas.

Me pregunté por la libertad,
por la experiencia empírica que todo sabio necesita,
entonces la gran justicia vino a mi boca
y con su espada cortó el freno a la palabra
ésta se derramó como esperma sobre los horas virginales
y las catedrales tañeron sus campanas al viento de madrugada.

Me agarré al tronco de mis ancestros
entre los huesos revueltos estaba el sito para el vicio y el pecado,
y resolví quedarme allí, era lo natural y lo correcto
sigo siendo humano , animal en celo.

Lichazul © Elisa

11 comentarios:

Maria Rosa Giovanazzi dijo...

La humanidad ha sido siempre así, nuestros ancestros y nuestros actuales compañeros de horas.Libertad, celo, amor, son palabras y sentimientos de los que no podemos prescindir....

Muy buen fin de semana.

mariarosa

Aristos Veyrud dijo...

Jummm...vicios, pecados, la libido en sus máximos volúmenes de energía, derrame de palabras...
Todos los ingredientes para una interesante receta.
Abrazos!!!

TORO SALVAJE dijo...

Disfruta del celo (sin pasarte eh...) :P


Besos.

Rafael dijo...

A veces se prefiere esperar a luchar y en el fondo no se sabe qué es mejor.
Un abrazo en la noche.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

ES mejor estar ahí, por lo menos es el pantano ancestral, ahí somos, porque la piel aún siente, en ese de las búsquedas, no hay piel ni corazón, sólo piel tamplada para sufrir sin sufrir, ataraxia, anestesia,mientras se produce, se tranca el sabor del beso, de la cópula deseada, del pecado...Es que no hay espacio para pecar...porque se ha perdido la noción del deseo y la lúbrica, tan humanas y libidinales. Un abrazo.

El collar de Hampstead dijo...

Ay el ardor,el vicio,el pecado y el celo y...lo q haga falta!!!
Bss pecadores,Carmen

fernando dijo...

eres una magnifica escritora un gran beso

Claribel Alanis dijo...

Nuestros ancestros, nos ahn
dejado casi como un patron de
vida que muchos seguimos al pie
de la letra, pero la vida va cambiando
y nosotros nos amoldamos a ella..
Besos..lindo domingo..

María Socorro Luis dijo...


Humanos, efímeros e impotentes, pero con sueños y sentimientos transcendentes...

Abrazo, Eli.

elisa lichazul dijo...

mil gracias a ustedes por hacerse parte de este texto

sin duda la esencia pura y dura de la cópula es lo que rige y regirá al ser humano hasta el fin de los tiempos

aunque se disfracen los placeres y se prueben trucos sofisticados

El Mundo Feliz , sigue siendo básico y elemental y no hay porqué cambiarlo

abrazos

Horacio Beascochea dijo...

Y en ese animal en celo, la búsqueda, para sentirnos de modo diferente, aventuro.

Beso