s22


Todo era simple aquella vez
si  cambiaba
nadie alteraba su molde
ni repartía trozos de su dolor
solo la noche  tomaba el rol protagónico
con aquella  luna en creciente
y se hacía largo el camino
con sus atajos sangrantes
éramos equilibristas de ilusiones
bocanadas de sinfonías emergentes...

cuándo fue que nos perdimos?

la negrura de la selva  nos devoró
millones de giros en su maraña
nos desmembró
lo cierto lo disfrazamos
arrojamos nuestras ideas al pozo
y nos calzamos el vestido de adultos.

Lichazul © Elisa

24 comentarios:

Luis Salares dijo...

Una buena definición de lo que significa ser adultos; disfrazar y arrojar lo más importante al pozo de lo que pudo haber sido....Parece que la poesía nos consigue un poco de resguardo.
Valiente y crítico poema Lichazul.
Un abrazo

Mavi en blanco dijo...

Ya sabía que la luna andaba suelta.Donde todo sucede por que sí.
Besito
MAVI

MAJECARMU dijo...

Cuando el sentimiento pierde la libertad y se interna en la oscuridad pierde su frescura,viveza y resplandor...Muy bueno,Elisa.
Mi felicitación y un beso,poeta.
M.Jesús

Rafael dijo...

Así es la sencillez, como va diciento tu protagonista.
Un abrazo.

Horacio Beascochea dijo...

Bello, así es, nos disfrazamos de adultos y nos olvidamos de soñar.

Beso

TORO SALVAJE dijo...

... y de adultos no se puede volver.

Besos.

El collar de Hampstead dijo...

Y lo complicamos todo...

Besitos,Carmen

Milena - en danza dijo...

Recuperar la inocencia sabiendo más... volviendo a lo sencillo...

Un abrazo

Rafa Hernández dijo...

Nunca deberíamos perder ni la inocencia ni la niñez. De adultos todo son problemas y quebraderos de cabeza. Y si ya nos metemos en terrenos amoríos estamos perdidos.
Como decía la letra de aquella vieja canción de Demis Roussos.

Piensa en los caballos de un tiovivo,
Galopando alrededor del sol,
Imagina un mundo de hombres niños,
Bajo nubes altas de algodón,
Piensa en una escuela al aire libre,
Donde solo enseñan a jugar,
Con el cielo azul como pupitres,
Con todo el tiempo para cantar.

Besos Elisa.

Darío dijo...

Fue una edad de Oro... Un abrazo.

Innombrable dijo...

me encanta esa definición de ser adultos
como siempre un placer leerte.
Carlos

la MaLquEridA dijo...

Eso de crecer nos resta felicidad.


Beso

Aristos Veyrud dijo...

Cuando de adultos se tiene la nostalgia de aquello que nos hizo vivir en la alegría y el asombro hay esperanzas de redención, el problema es cuando ni siquiera la nostalgia queda.
Abrazos!!!

Ricardo Gonzalez dijo...

Es fácil desnudar al adulto y que resurja el niño. Saludos y muy linda s.

Maritza dijo...

Como que se hace urgente y necesario rescatar algo de esa magia perdida y abrazarnos a ella; preservarla! aunque los tiempos ya no sean los mismos y nuestros rostros estén algo cambiados por el excesivo rodar y rotar de las cosas...

Hermoso,Ely!
Mi abrazo grande desde aquí.

virgi dijo...

Nos perdimos sin saberlo y ahora, ¿cómo encontrar el camino? No hay vuelta, no.
Besos

arjex dijo...

la adultez es un período que muchas veces, nunca llega; otras, es una pesada carga; y las más de las veces, pasa absolutamente desapercibida.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

El problema de ponerse la ropa de normal, aquel que ya no sueña: vive para el deslome del trabajo, y ya no sueña. UN abrazo. Carlos

Claribel Alanis dijo...

Ser niños, crecer y ser
adultos, no deberiamos perdernos..
Son experiencias que pasamos en
nuestra vida..
Linda definisión..
Lindo fin de semana..

Marilyn Recio dijo...

Que hermoso seria quedarnos con el alma de niño.
Preciosos versos!!!



un abraxo!

elisa lichazul dijo...

muchas gracias a todos !

abrazos y feliz viernes
:D

Eduardo Fonseca Muñoz dijo...

Hacernos adultos incluye siempre algo de renuncia, a veces involuntaria, aunque en el fondo quisiéramos conservar algo de niños. Hay quienes dicen conseguirlo, y es un don preciado.
Un abrazo. Feliz fin de semana
(por unos días pensé que había perdido tus huellas, me alegra ver que sólo era un cambio de sitio :-)

Taty Cascada dijo...

Si bien este ropaje de adultos lo observamos cada vez que nos miramos al espejo, es necesario no extraviar el niño/niña que llevamos dentro...y yo juego con mi hijo pequeño para no olvidar que todo es más simple de lo que pensamos.
Un abrazo poeta.

Meulen dijo...

Tenemos la fuerza interior
para rehacernos día a día...
y deberíamos a propender a ser mejores ...por ahi vamos!

abrazo!