s90

Diamantes en el cielo giran
la cadena se ha roto
no me busques ni me nombres
he soltado aquel regalo
el toque preciso falla
ese deseo oprime
se pronuncia  la distancia
la mano se descarga
nada vuelve nada reclama
apenas la madrugada sabe de las huidas.

Contigo las horas se pesaban en kilates
con el alma encogida en el cofre de terciopelo .



Lichazul © Elisa

26 comentarios:

María Bote dijo...

Nunca debemos consentir que se encojan nuestras almas, Eli; ni siquiera en un cofre de terciopelo.

Besos de buenas noches.

elisa lichazul dijo...

sin duda debería ser así, pero hay muchas y muchos que le pesan más los kilates y no sueltan lo seguro

besitos

El collar de Hampstead dijo...

Ese collar no interesa...

Muy buenas imágenes!
; )
Un besito.

Meulen dijo...

Nada puede sostenerse por mucho tiempo, cuando quien sostiene
tiene sus verdaderas bases
para desatar lo que le martiriza

saludos!

Rafael dijo...

Esas horas interminables que ahora se añora...
Un abrazo.

VivianS dijo...

Cierto Elisa, nada vuelve, nada se reclama. Sólo quedan las madrugadas ( y ahí estamos nosotros)
Besos

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Un irse. Alguna vez el globo de colores ha de soltarse, y dejarnos el alma estanca de sus matices. UN abrazo. Carlos

TORO SALVAJE dijo...

La mejor joya del mundo es una alma libre.

Besos.

María Socorro Luis dijo...


Soltar cadenas, aunque sean de oro... o tal vez por eso. Y sentirse libre.

Besos

Darío dijo...

Mejor que se escurra aquello que tanto nos pesa. Un abrazo.

Maria Rosa Giovanazzi dijo...

ABRIR LA MANO Y DEJAR QUE LA PALOMA VUELE, NO SIEMPRE SOMOS CAPACES, PERO A VECES ES NECESARIO...

MUY BUENA SEMANA.

MARIAROSA

elisa lichazul dijo...

muchas gracias por sus lecturas e interpretación


abrazos y feliz lunes

TriniReina dijo...

Quilates con un precio extremadamente alto.

Besos

Aristos Veyrud dijo...

Los quilates diamantinos sobrepasan en valor a los kilates. Las huidas en las madrugadas suelen ser de altos quilates para quien sabe sacarles todo el provecho.
Abrazos!!!

elisa lichazul dijo...

gracias por sus lecturas

Dilman
me gusta como se ve la palabra Kilates con K
a la q impuesta
por eso siempre siempre la escribiré con K
y al Ke no le guste Ke siga con las reglas viejas

abrazos

Sandra Garrido dijo...

el amor no se compra el amor se regala. Besos

P.D gracias por las coordenadas ;)

José Manuel dijo...

La gratuidad de los sentimientos está reñida con el lujo. Puede llegar ser un precio que ahogue el alma.

Besos

Aristos Veyrud dijo...

Lichazul para tu información el uso de la K de quilates o quilates es mucho más vieja que la q. La k se usó desde los tiempos de la antigua Grecia que muy luego se usó en los países árabes y que posteriormente pasó al español. Repasa entonces la historia, primero fue el idioma griego, luego el latín, del griego y el latín surgió el español, espero que en cuanto a historia te haya quedado claro la antigüedad del uso de la k y la q en la palabra kilate o quilate en el idioma español.
No sé que tanta relación tengas con la joyería y no sé como se use los términos en las escuelas de joyería allá en Chile o por la región de Chile donde habites. Pero según muchas escuelas de joyería del mundo de este arte es costumbre denominar quilates, así con q para las medidas del peso de las piedras preciosas, y kilates con k para las proporciones aleatorias de los metales preciosos como el platino, oro, plata, y en la actualidad otros como el titanio y el tugsteno.
En mi comentario no traté de corregirte nada en tu forma de escribir o en tu gramática, lo que me tiene sin el más mínimo cuidado e interés pues no soy tu profesor ni pretendo serlo en nada, que te quede bien claro esto, así que eso que me guste o no me guste si escribes con k o q la palabra que usas me sale sobrando. Lo que pretendí fue expresar que el valor de los diamantes que se asocia a las estrellas es más valioso que el valor en metal que se asocia al oro o al dinero. De hecho en la práctica un quilate de diamante (0.2OO miligramos) puede llegar a sobrepasar los 10 mil dólares dependiendo la talla, la casa o empresa donde lo tallan y su pureza, mientras un quilate de oro puro no sobrepasa los 20 dólares, ahora si hablamos de un kilate de oro de 22, 18, 14 o irá bajando de esos 20 dólares dependiendo la cantidad de cobre que se le adicione en la aleación.
Dentro de la jerga de ciertas artes o profesiones hay palabras que se usan de una u otra forma para evitar malentendidos y en esos casos sí que importa si se va con q o con k gústele o no le guste quien tenga que trabajar en el ramo.
Espero te haya quedado claro porqué usé la diferencia entre q y k en la palabra quilate y kilate, no fue para corregirte nada.
Abrazos!!!

elisa lichazul dijo...

eso Dilman está demás, sé muy bien el porqué

abrazos

Gizela dijo...

Precioso Elisa!!
Me encantaron todos los versos..pero me mata ese: se pronuncia la distancia Ufffff!!!!

Tiene razón Vivian...en las madrugadas, ahí estamos todas nosotras
Besotesssss POETA!

elisa lichazul dijo...

gracias querida GIZZ
sin duda cuando la distancia se pronuncia , el resto ya nada importa

besitos

Manuel López Paz dijo...

Hola Guapa:

A veces se quiere quedar encadenado por los kilates... porque la libertad que tiene mayor peso trae más responsabilidad...

Besote guapa. Feliz semana

Amapola Azzul dijo...

pero el alma se extiende en tu poema...
Feliz semana.
Bellísimo.
Enhorabuena.

elisa lichazul dijo...

MANU
AMAPOLA

muchas gracias, abrazos

Lyliam dijo...

No hay nada que valga tanto como la libertad de elegir con quién estar aunque eso signifique estar unidos por piolitas de lana. O soy muy romántica Lich jajajjajajj. Besotes linda.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Seguro que aún quedan tesoros en ese cofre.
Besos.