s83


Vengo llegando del infierno
vengo con el fuego repartido
 con el tormento impregnado
y si he vuelto a tu lado
es porque aún me necesitas... a pesar de ello.


Lichazul © Elisa

18 comentarios:

Aristos Veyrud dijo...

Una diabla arrojando candela por todas partes es una invitación aparte de seductora imposible de rechazar.
Abrazos

Rafael dijo...

A pesar del infierno, la vuelta es generosa.
Un abrazo.

El collar de Hampstead dijo...

Corto y certero.

Me ha encantado Elisa.
Smuackkkkk

Gizela dijo...

Repartes fuego POETA
Cruzando infiernos, existimos, a pesar de ello...

Besosssssss

elisa lichazul dijo...

muchas gracias por sus palabras
abrazos

Taty Cascada dijo...

A pesar de todo, se es. El circulo se completa con los opuestos. Abrazos poeta.

TORO SALVAJE dijo...

El el infierno te echarán de menos.

Besos.

Juan M Lozano Gago dijo...

Un regreso con fuego, arrojo y fuerza en tus palabras,

un abrazo y feliz fin de semana!

José Manuel dijo...

A pesar de todo hay infiernos que llaman, debe ser la fuerza del fuego.

Feliz fin de semana
Besos

elisa lichazul dijo...

mil gracias ,abrazos

Verónica Calvo dijo...

En esa necesidad del otro también va implícita la necesidad del que acude.

Un poema lleno de puertas abiertas a la imaginación, a la reflexión y a la interpretación.

Besos Elisa, otro buen poema nos dejas

Milena dijo...

Ese fuego le vendrá bien al otro...

Me encanta Elisa, poemazo!

Besos,
feliz fin de semana

arjex dijo...

Me gustan los poemas breves y candentes como el tuyo. Gracias por compartir, un abrazo y buen fin de semana.

Cariños,

José

Mavi en blanco dijo...

Intenso y con calor.
besos
Mavi

María Socorro Luis dijo...


En cinco versos te das...

Besos

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Algunos vuelven a pesar de los desaires. Otros, sienten que áun hay amor, de donde se desataron...quizá lo necesitan. UN abrazo. Carlos

TriniReina dijo...

Que abra los brazos y la acoja. Ojalá para siempre.

Besos

Meulen dijo...

Quien te quiere
debe amarte como eres tú
asi de simple
...besos!