s47

Tengo un arcoiris bicolor
en estos tiempos decadentes
tiene sobre su curva una grieta pestilente
y bajo su sombra solo maleza emerge.

Quiero pintarle trinos con una llave de sol urgente
pero el abismo de donde asoma  solo crece y crece
me arranca del suelo y me lanza a la intemperie
donde mis huesos crujen y el alma se encoge.

De dónde me sujeto si su viento arrastra
toda la caducada forma de mis raíces
vuelo en el borde triste de ese deseo  bipolar ,
en su torbellino  ,
 en su ráfaga mineral.

Lichazul © Elisa

17 comentarios:

El collar de Hampstead dijo...

Estás sembrada hoy!

Me gustó mucho este también.

Sigue,sigue!

Bsssss

Rafael dijo...

Bonito arcoiris el que describe tu protagonista.
Un abrazo.

Aristos Veyrud dijo...

A alguna parte irá a parar ja ja ja.
Abrazos!!!

elisa lichazul dijo...

Carmen
Rafael
muchas gracias


no le encuentro la risa Dilman, quienes padecen de bipolaridad cargan una cruz incomprendida muchas veces


Aristos Veyrud dijo...

Tienes toda la razón, no es para reírse. Pensé que se trataba de otra situación. Mis disculpas a quienes se hayan sentido aludidos.
Abrazos!!!

Meulen dijo...

Saludos amiga
a pesar de la tristeza
siempre surge un motivo nuevo para encontrarle renuevo al mirar

abrazos!

la quiltra dijo...

un arcoiris bastante oscuro, decadente y hostil... es parte de la vida y los sentimientos.

Gizela dijo...

Bello poema Elisa!
Debe ser terrible, querer vivir, más o menos coherentes con el sentir y con la vida, y no poder, porque siempre se está al borde un abismo, con picos emotivos extremos
Es terrible, para quien sufre bipolaridad y terrible, para su familia
Y lo peor es que las medicaciones, para nivelar esos picos, a la larga se cargan los riñones!
Besos POETA

Mirella S. dijo...

Admiro tu producción, no puedo comentar cada uno, pero trato de leerlos todos.
Este es muy oscuro, no es para menos, una tristeza tener solamente un arcoiris bicolor. Ver la vida como en luces y sombras...
Abrazo, Elisa.

TORO SALVAJE dijo...

Contra ese abismo no hay nada que hacer.

Besos.

José Manuel dijo...

Este arco iris porta poca alegría en sus colores.

Besos

Milena - en danza dijo...

Al tomar consciencia de esa bipolaridad, van saliendo otros colores... colores nuevos que nadie sabe ni conoce...

Abrazos

Jerónimo dijo...

Un arcoiris bastante nefasto por lo que veo.Hay días así, son inevitables.
Ya saldrá el sol.

Un abrazo.

pluvisca dijo...

no desistas de seguir pintando, la pestilencia no marchará pero si podrás amortiguarla

me encantó el poema de hoy

Un abrazo

Lucrecia Borgia dijo...

Si lo ojos no tuvieran lágrimas, el alma no tendría arcoiris.

abrazo

elisa lichazul dijo...

muchas gracias a ustedes por empatizar con este texto

quienes padecen del trastorno del ánimo, comunmente llamado bipolaridad, es una enfermedad silenciosa y que no siempre es detectada a temprana edad, o no siempre se manifiesta claramente,sino que son sucesos a veces aislados y a veces recurrentes, cada persona en este mundo es propensa a desencadenar algún episodio, la vorágine en la que estamos inmersos como sociedad, nos hacen tambalear fácilmente.

abrazos

Darío dijo...

Quizá, en este caso, hacernos cómplices del viento... Un abrazo.