s15



Heredé
un ramillete de espinas
algunas asoman
- según su importancia-,
muchas son promesas otras mentiras
pero todas ellas
enarbolan capullos rojos
como los labios
de quienes los  posaron venturosos


Lichazul © Elisa

9 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Si que fueron venturosos, si...


Besos.

Cambio el blog antiguo por este en mi feedly.

Meulen dijo...

Hola amiga
es bueno verte de nuevo
no me había enterado
pero ya estoy en tus lineas
abrazos!

Rafael dijo...

Es un abanido de ellas, donde seguramente hay de todo.
Un abrazo en la tarde.

Alfonso Saborido dijo...

Gracias Elisa, estoy muy ocupado por las oposiciones que tengo en mi trabajo, pero sigo leyéndote cuando puedo! te anoto el blog!

Maritza dijo...

Guau! Y es un precioso inicio bloguero éste, con un ramillete muy especial,que aún con espinas,su heredad nos deslumbra con bellezas como éstas:breves,contundentes,espesas, como me gustan...

FELICIDADES CON TU HIJO NUEVO!
(el otro blog sigue?)

ABRAZO GRANDE Y MILES DE BENDICIONES!

Mavi en blanco dijo...

Me sorprendes a cada cosa que haces. Me parece genial.
Un abrazo
MAVI

VivianS dijo...

Y así vamos, armando un gran ramillete de espinas mientras abrigamos la esperanza de que un día crecerán margaritas.
Muy linda esta poesía Licha.
Un beso

Amapola Azzul dijo...

y con esas herencias construyes versos... muy bonitos.

Enhorabuena.

Darío dijo...

Las desprestigiadas espinas...